Este es un género musical cuyo origen se ubica en Cuba. El mismo surge a partir de la mezcla del son cubano con los ritmos afroamericanos que fueron llevados de una importante colonia de inmigrantes de Haití. Mambo significa “conversación con los dioses” y hace referencia a un baile alrededor de una sacerdotisa que era realizado en la antigüedad en el Congo al ritmo de los tambores.

En la actualidad, las palabras que nombran ritmos y danzas donde son incluidos los sonidos “mb, ng y nd” los mismos son característicos del idioma congolés: mambo, tango, milonga, conga, samba, bamba, candombe, entre otros.

La historia señala que las raíces de las canciones que se conocen en Cuba y pertenecen al ritmo Mambo se remontan al año 1910, cuando el famoso flautista y director de orquesta Antonio Arcaño presentó su “Danzón de Nuevo Ritmo” nombrando una sección como “mambo”. Arcaño se enfoca en darle la mejor definición al mambo describiendolo como:

“El mambo es un tipo de Son Montuno sincopado que posee la sabrosura rítmica del cubano, su informalidad y su elocuencia. El pianista ataca en el mambo, la flauta lo oye y se inspira, el violín ejecuta rítmicos acordes de dobles cuerdas, el bajo le adapta el “tumbao”, el timbalero repica con el cencerro, el güiro rasquea y hace el sonar de las maracas, la indispensable tumba corrobora el tumbao del bajo y fortalece el timbal”

Las primeras canciones consideradas de este ritmos son las canciones de dos talentosos multi instrumentistas “Mambo” y “Chanchullo o Muletón”, de los hermanos López ( Orestes y “Cachao”).

Dicho ritmo da un salto de Cuba salta hasta México debido al pianista Dámaso Pérez Prado, el mismo se encarga de combinar otras influencias como el jazz americano incorporando más instrumentos: cuatro o cinco trompetas, cuatro o cinco saxofones, contrabajo y batería.

Dentro del nuevo “Mambo” fue incluido un sabroso contrapunteo entre las trompetas y los saxofones, lo que le dio más impulso al movimiento del cuerpo al compás del ritmo.

Inicialmente se trataba de un ritmo destinado al público mexicano, pero fue tanto su éxito que fue a dar de inmediato a Estados Unidos y luego al resto del mundo. Su punto álgido se vivió durante los años 50, pero se fue desvaneciendo para darle paso al cha cha cha.

Desde entonces, han surgido gran cantidad de películas musicales donde el Mambo es su protagonista, lo que ha logrado su permanencia en los salones de baile del siglo XXI.

Canciones famosas

Entre los mambos más famosos se pueden mencionar:

  • Mambo Madness. Tito Rodríguez
  • Mambo Sentimental- Machito y sus Afro Cubans
  • Oye cómo va- Tito Puente
  • Mango y Cha Cha Cha – José Curbelo
  • Mambo Mambo- Lou Bega
  • Mambo Tata- Ricardo Rey y Bobby Cruz
  • Mambo Jambo – Xavier Cugat

Bailar el Mambo

Inicialmente se trataba de un baile suelto y coreográfico, cargado de improvisaciones. Pero una vez que se hizo famoso en Nueva York, diversos expertos no aceptaron que se diera de manera libre y le impusieron disciplina y estructura. Tal cambio permitió que muchos aficionados pudieran aprender a bailarlo de acuerdo a los pasos, figuras y reglas y a la larga favoreció su difusión como ritmo de baile.

Es un baile que se realiza en pareja, y cuenta con una estructura musical de ocho tiempos (tres y una pausa, otros tres y otra pausa) de manera que una pierna se mueve hacia adelante o hacia un lado, mientras que la otra se mantiene en el sitio de forma flexionada, siguiendo el ritmo.

Los gestos han de ser cortos y nítidos, los brazos rígidos y las caderas sueltas. Este es un baile «fuerte» que requiere velocidad de pies y mucha energía. Cuando se mueven hacia delante y hacia atrás, los bailarines mecen las caderas, logrando un movimiento muy fluido al ritmo de la música. El mambo de paso rápido es el que da lugar al cha cha cha.

Categorías: General