Son muchas las personas que en la actualidad han decidido lanzarse a los emprendimientos, y es que ello no es una idea reciente, sino que ahora cuenta con más auge debido a todas las posibilidades tecnológicas con las que se cuenta. Y precisamente en este punto es de gran importancia hacer hincapié pues para quienes son músicos quizás su gran sueño es crear su propia escuela en a que puedan impartir sus conocimientos y expandir el de los demás.  Pero de la idea al hecho existe un gran trayecto, que si bien no es complicado, no se debe obviar. 

Aparte de lo que realmente implica el hecho pedagógico y musical de una escuela de música, también nos encontramos con el alquiler tanto de la infraestructura como de contratar servicio de luz, agua, gas, entre otros. Y por tratarse de una escuela de música, ello requiere gran consumo de los mismos. La recomendación indudablemente es enfocarse en el uso de las energías renovables ya que estas no son el futuro, el presente. Además ello puede convertirse en un gran beneficio ya que no contamina, es abundante y además renovable, ofreciendo una significativa reducción en la factura de luz y un bajo coste de mantenimiento del sistema.

De esta manera, si lo tuyo es la música y se ha convertido en tu nuevo emprendimiento, lo mejor es que uses ese talento con el fin de generar tus propios ingresos.

Lo primero que debes hacer es segmentar a los clientes, es decir, definir cuál es tu público objetivo. Estos podrían ser en su mayoría niños, pero no por ello se deben dejar a un lado los jóvenes y los adultos ya que ellos también pueden interesarse en tocar algún instrumento. Establece tu target, con rasgos como: edad, ubicación, ocupación de los padres e incluso, poder adquisitivo.

Seguidamente se debe definir la ubicación tras la evaluación del mercado y del sector, además de la competencia con la que se cuenta alrededor. La recomendación es que se ubique en una calle que sea bastante transitada, pero que también se convierta en una opción exclusiva. Tras haber tomado esta consideración, se debe pensar en el trámite de las respectivas licencias que incluyen licencia de funcionamiento, registro de la empresa, pago respectivo de impuestos, impresión de tus facturas, permiso de bomberos, contratar servicio de luz, agua, gas, entre otros. 

Tales trámites involucran la dedicación de bastante tiempo ya que debes acercarte a las distintas entidades para poder obtener estos documentos. No debes dejar a un lado la apertura de una cuenta a nombre de la empresa, ya que es allí donde recibirás el pago por tus servicios y también la puedes usar para hacer el respectivo pago a tus colaboradores.

Una escuela de música debe contar con una imagen corporativa en donde se hayan definido el nombre, un eslogan y además un logo. Para ello lo ideal es contratar los servicios de un diseñador que te oriente y lo haga de la mejor manera. 

Un punto crucial en medio de todo lo que debes hacer por tu escuela de música es seleccionar un buen equipo de trabajo, es decir, los profesores, la persona de servicios generales y un recepcionista.

Comprar de equipos e instrumentos es el siguiente paso, ya que obviamente los vas a requerir para impartir las clases a tus estudiantes, aunque también es posible que ellos adquieran los propios, de no ser así, estos usarán los de la escuela.

Finalmente y no menos importante es definir los servicios y productos por medio de una oferta integral de clases mensuales, bimestrales, semestrales o hasta anuales en los que puede ofrecer servicios de clases diarias o los fines de semana. Pero además no dejes por fuera ofrecer cursos en las vacaciones. Con ello, todo el año tendrás una gran clientela.

Categorías: General